LA IMPORTANCIA CULTURAL DE NUESTRO PATRIMONIO ARQUITECTÓNICO


(PROPUESTA DE OBRAS EN EL MERCADO DE POZOBLANCO Y ORDENACIÓN DE SU ENTORNO)

Hoy os invito a realizar una reflexión sobre aquello que nos rodea, edificaciones y espacios urbanos que forman parte de nuestro día a día y que han formado parte de muchos ciudadanos a lo largo de los años en su vida cotidiana, en los recuerdos e historias de su niñez, en sus antepasados, lugares de encuentro y relaciones sociales y que de un día a otro por decisión de los que en ese momento se sientan en el sillón adecuado, se decide acabar de un golpe con aquellos edificios históricos que a pesar de estar protegidos por la normativa urbanística se encuentran en adecuado estado de conservación.

Esto es lo que ha pasado con el Mercado de Pozoblanco (Córdoba).

Ya es conocido por muchos que hace un tiempo se propuso por parte del gobierno local su demolición y la creación de un parque y un aparcamiento subterráneo en la superficie ocupada por este edificio y las calles que lo rodean caracterizando este lugar. Tras una consulta ciudadana, la cual que no tuvo participación, se decidió sacar a concurso su rehabilitación y en principio, solo invitar a los arquitectos locales. Evidentemente esto no era legal y no tuvieron más remedio que sacarlo a concurso público.

El edificio del Mercado se encuentra incluido en la categoría de edificios sometidos a protección estructural, según el artículo 157 del documento de planeamiento general de Pozoblanco. Se incluyen en esta categoría aquellos edificios que presentan cierta singularidad, bien de tipología constructiva funcional, bien de lenguaje o estilo, en virtud de los cuales deben de ser objeto de protección.

Tras los antecedentes mencionados no es de extrañar que de dicho concurso, ninguna de las tres propuestas finalistas respetara la normativa urbanística de protección y que acabaran completamente con el actual edificio optando POR EL CAMINO FÁCIL DE PROYECTAR SIN LIMITACIONES y actuando con el mínimo de sensibilidad. Decir que fuimos varios equipos los que optamos por conseguir algo innovador respetando el tipo arquitectónico de esta edificación y haciendo una lectura histórica y arquitectónica del mismo.

Finalmente la propuesta elegida, integrada por compañeros Pozoalbenses, no conserva el tipo arquitectónico de edificación cerrada volcada hacia un patio interior, protegida mediante protección estructural, desvirtuando las fachadas actuales, alterando el volumen edificado mediante la elevación de una planta completa sobre el patio interior y eliminando la cubierta inclinada de teja del perímetro edificado, por lo que se trata de una actuación completamente ilegal no justificada.

Pero ….. “quien hizo la ley, hizo la trampa” y ya está en redacción la modificación de la normativa de protección de edificios protegidos.

Es triste pensar que por decisión de unos pocos, de los que gobiernan en ese momento, y que porque estén cansados de ver este edificio, algo que muestra su conocimiento y grado de sensibilidad por el patrimonio de una cuidad, decidan por el resto de ciudadanos y modifiquen las normas a su antojo.

De todas formas esperamos que la denuncia interpuesta por el Colegio de Arquitectos en relación a este concurso abra una puerta de esperanza a la conservación de este edificio aún protegido hasta tanto no sea aprobada la modificación de la normativa urbanística.

PROPUESTA DE NUESTRO ESTUDIO

ALGUNOS PLANOS DE LA PROPUESTA